Branded Content / Marca / Publicity

Trendjacking y newsjacking (o cómo subirse a la ola de la actualidad)

12 mayo 2014 // 3 Comentarios

Tendencuestro y noticuestro Los términos trendjacking y newsjacking surgen de la fusión de las palabras inglesas trend o news con el verbo hijack que en inglés define la apropiación (o secuestro) de algo para ser utilizado con otros propósitos. Es decir, de forma más o menos literal, trendjacking podríamos traducirlo como una “apropiación de tendencias”, mientras que el newsjacking consistiría en “adueñarse o apropiarse de determinadas noticias”. Si siguiéramos la misma lógica para formar términos alusivos a estos fenómenos en castellano podríamos hablar del tendencuestro y del noticuestro. En la actualidad, el trendjacking y el hijacking se están utilizando para designar una práctica profesional existente desde hace décadas: capitalizar o aprovechar una tendencia existente en el mercado o una noticia de actualidad para obtener notoriedad para tu marca, producto o servicio. El fenómeno consistiría, por tanto, en “subirse a la ola” de la actualidad o –como es habitual en el mundo de la prensa– en “buscar una percha” informativa, aunque en este caso la percha la busquemos desde la empresa para dar visibilidad a los hechos corporativos. La diferencia entre ambos términos es sutil. En el trendjacking nos aprovechamos de una tendencia o hecho de actualidad. En el newsjacking tratamos [Seguir leyendo]

El ligre, el contenido de marca y otras criaturas híbridas

16 febrero 2014 // 0 Comentarios

En el branded content se entrelazan de manera sinérgica y sutil contenidos comerciales junto al contenido habitual del soporte, sea este una publicación escrita, una película, un programa de televisión, un videojuego o contenidos online (posts, videos…) asociados a la marca, de tal modo que se fortalecen los lazos emocionales con el público objetivo. El marketing de contenidos existe –con otras denominaciones– desde hace décadas, si no siglos. Remontándonos tan sólo a los comienzos del Siglo XX, vemos cómo la emisión de contenidos patrocinados y divulgados en formato informativo o de entretenimiento cobró un fuerte impulso a raíz de las dos primeras guerras mundiales. Por ejemplo, el presidente norteamericano Wilson creo en 1917 un Comité de Información Pública que, formado por periodistas, sociólogos y psicólogos, y dirigido por George Creel impulsó la propaganda estadounidense, utilizando para ello numerosas herramientas y formatos de comunicación, algunas de las cuales podemos considerar de branded content. La Guía Michelin, creada en 1900, es otro buen ejemplo de branded content y de cómo una marca puede crear un soporte que transmita sus valores y que sea atractivo para su público objetivo. Por no hablar del archiconocido caso de Popeye y la Cámara Norteamericana de Productores [Seguir leyendo]