¿Qué tal unas workations?

7 octubre 2015 // 0 Comentarios

Este pasado verano, Pilar Guerrero, una emprendedora española residente en Estados Unidos, ha disfrutado de unas vacaciones “diferentes” en su tierra natal, un pueblecito de la serranía de Jaén. Hace apenas dos años, Pilar se embarcó en la aventura de abrir una empresa de comunicación en los Estados Unidos. Lo que entonces era un sueño, es hoy un proyecto cada vez más sólido. Para poder disfrutar de varias semanas seguidas de lo que tradicionalmente hemos conocido como “vacaciones”, Pilar tendría que dejar desatendido su negocio y a sus clientes. Así que este verano, ha cambiado las vacaciones por las “trabajaciones” y ha gestionado su empresa y sus proyectos norteamericanos desde la serranía jienense. El fenómeno de las “trabajaciones” ha cobrado un cierto interés en los Estados Unidos, si bien apenas ha recibido atención en España. Personalmente, le auguro una relevancia creciente en algunos perfiles profesionales y trabajos de la llamada economía del conocimiento en dónde lo relevante es el contenido del trabajo, independientemente del lugar desde dónde este se realiza. Pero, ¿qué son las trabajaciones? En primer lugar, debo aclarar que el “palabro” es una traducción libre del inglés “work-cations” o “workations” [si tenéis una propuesta mejor, decídmelo ] y [Seguir leyendo]

Generando reputación

18 junio 2015 // 0 Comentarios

Generar confianza. Ese es uno de los objetivos principales de toda comunicación empresarial. Así de simple y así de difícil. Aquellos que trabajamos en el ámbito de la comunicación, nos centramos en lograr que clientes, inversores, gobiernos, los propios empleados… confíen en nuestra empresa, de modo que –respectivamente– nos recompensen con la compra de productos o servicios, nos presten sus recursos económicos, promulguen una legislación favorable o realicen su trabajo con un sentimiento mayor de orgullo y pertenencia. No es de extrañar, por tanto, que Dircom, la asociación española de directivos de comunicación, haya elegido como lema de su último Congreso el de “Recuperar la Confianza”, algo fundamental dados los tiempos que corren y tras varios años de crisis económica en nuestro país. Solo desde un clima de confianza renovada –en las instituciones y en las empresas de nuestro país, sí, pero también en nosotros mismos— se puede afrontar el futuro con optimismo. Son varios los significados que atribuye la RAE al verbo “confiar” que podemos aplicar a la actividad empresarial. En una primera acepción, la RAE habla de “encargar o poner al cuidado de alguien algún negocio u otra cosa”. También habla la RAE de “depositar en alguien, sin [Seguir leyendo]

Relojes atómicos, periodismo y teatro

12 junio 2015 // 0 Comentarios

Hace unos días, un nutrido grupo de colegas -socios de la Asociación Europea de Directores de Comunicación- tuvimos la ocasión de charlar de forma distendida con los responsables en España de la agencia Reuters. Posiblemente, la mayoría de los lectores de este blog identifiquen a Reuters con una simple agencia de noticias internacional. Craso error. Thomson Reuters –su denominación actual—es hoy un conglomerado de servicios de información que factura anualmente más de 12.000 millones de euros en todo el mundo y que se precia de ofrecer productos de información en prácticamente todos los sectores empresariales, desde el ámbito financiero, al científico y educativo, pasando por el legal o el farmacéutico. La agencia de noticias, nos dijeron, apenas supone el 5% de la actividad de Thomson Reuters. Sin duda, fue un encuentro muy interesante. Siempre es positivo escuchar la opinión de los buenos profesionales, máxime cuando se trata de primeros actores del mundo del periodismo “activo” (no de despacho) y de testigos de excepción de muchos de los movimientos políticos y corporativos que se producen en España a diario; es decir, testigos del modo en que organismos públicos, partidos políticos y empresas gestionan su relación con los medios de información.   [Seguir leyendo]

Tejiendo la red… de influenciadores ¿algo nuevo bajo el sol?

4 junio 2015 // 0 Comentarios

Establecer planes de comunicación –y acción— segmentados y dirigidos a colectivos específicos según su grado de influencia e impacto sobre una organización no es en sí novedoso y, de hecho, es algo que se ha venido haciendo desde hace décadas en el ámbito empresarial. Así, han surgido funciones de relaciones con los medios, de relaciones con el inversor, o de relaciones gubernamentales –por citar tan sólo tres de ellas— cuya función es precisamente atender los requerimientos y proporcionar información a algunos de esos colectivos. Como hemos visto en un post anterior, tampoco supone ninguna novedad el hecho de que haya individuos que actúen como “líderes” de la opinión pública –y marquen pautas de pensamiento— de otros. Algo que quizás tiene en los “testimoniales” publicitarios y en las campañas electorales sus aplicaciones prácticas más evidentes. Sin embargo, hay cuatro aspectos que, si no revolucionarios sí de aplicación práctica todavía muy limitada, hacen del diseño de un programa o una red de influenciadores una metodología novedosa que merece una atención particular. En concreto, un programa de influenciadores: a) Permite la retroalimentación y el diálogo con individuos clave para la organización.b) Se dirige a personas concretas, no a colectivos.c) Se diseña desde una [Seguir leyendo]

Es fácil medir el sexo; difícil medir el amor

3 noviembre 2014 // 2 Comentarios

Medir la eficacia de la comunicación empresarial e institucional no es una tarea trivial. Muy al contrario, supone una labor extremadamente compleja, razón por la cual en la mayoría de ocasiones nos quedamos en un análisis muy superficial de los resultados de nuestras acciones y campañas de comunicación. Por ejemplo, medir el éxito de los contenidos digitales de una empresa por el número de likes en Facebook es como medir el amor por el número de besos que uno le da a su pareja. Ojala fuera así de sencillo, pero me temo que medir el amor –y los efectos de la comunicación— es algo más complejo que eso. Es más ¿se puede medir el amor? Es fácil medir el sexo, pero difícil medir el amor. Lo mismo ocurre en el ámbito de la comunicación. Muchos dicen que miden su eficacia, pero realmente lo que están midiendo es otra cosa. Medir los efectos de una acción de comunicación –y no digamos ya de una campaña o de un plan completo– es una tarea ardua. Ciertamente, medir el impacto de una acción de comunicación en función del número de lectores o de su Valor Publicitario Estimado (VPE), de los likes de Facebook, [Seguir leyendo]

Sobre monólogos y diálogos… en el Espacio

23 octubre 2014 // 0 Comentarios

“Los profesionales y las empresas en la redes” fue el título de la sesión. Natalia González Valdés (@ngvaldes, directora de comunicación y RSC de L’Oréal) hizo balance de la trayectoria de su empresa en España en el uso de las redes sociales y destacó que la clave del éxito en las redes reside en compartir un buen contenido que resulte atractivo para los stakeholders a los que se dirige la compañía. Por su parte, Fernando Fernández de Lis (director de internet y redes sociales gran público de Movistar) expuso también la experiencia de su organización en el manejo de redes como Twitter y los retos a los que se enfrenta la marca en un entorno de negocio particularmente dificil por el volumen de clientes a los que atiende. A continuación, Juanma Roca (@juanmaroca, consultor y experto en management) defendió la idea de que, efectivamente, las redes sociales han modificado sustancialmente la forma de hacer las cosas pero que –junto a ellas– convivirán las herramientas y medios de comunicación tradicionales (como la radio o la televisión). Finalmente, Stephan Fuetterer (@sfuetterer, director general y socio fundador de Best Relations) puso énfasis en el valor que el negocio social (social business) tiene para [Seguir leyendo]

Trendjacking y newsjacking (o cómo subirse a la ola de la actualidad)

12 mayo 2014 // 3 Comentarios

Tendencuestro y noticuestro Los términos trendjacking y newsjacking surgen de la fusión de las palabras inglesas trend o news con el verbo hijack que en inglés define la apropiación (o secuestro) de algo para ser utilizado con otros propósitos. Es decir, de forma más o menos literal, trendjacking podríamos traducirlo como una “apropiación de tendencias”, mientras que el newsjacking consistiría en “adueñarse o apropiarse de determinadas noticias”. Si siguiéramos la misma lógica para formar términos alusivos a estos fenómenos en castellano podríamos hablar del tendencuestro y del noticuestro. En la actualidad, el trendjacking y el hijacking se están utilizando para designar una práctica profesional existente desde hace décadas: capitalizar o aprovechar una tendencia existente en el mercado o una noticia de actualidad para obtener notoriedad para tu marca, producto o servicio. El fenómeno consistiría, por tanto, en “subirse a la ola” de la actualidad o –como es habitual en el mundo de la prensa– en “buscar una percha” informativa, aunque en este caso la percha la busquemos desde la empresa para dar visibilidad a los hechos corporativos. La diferencia entre ambos términos es sutil. En el trendjacking nos aprovechamos de una tendencia o hecho de actualidad. En el newsjacking tratamos [Seguir leyendo]

Influyo, luego existo: influenciadores, influyentes y líderes de opinión

24 febrero 2014 // 14 Comentarios

Toda empresa o institución que aspire a liderar un mercado o área de actividad debe gozar de una confianza y credibilidad externas que marquen la diferencia respecto a sus competidores. Lo cual implica no sólo situarse a la cabeza de los jugadores del sector industrial específico en términos económicos, sino también participar activamente –online y offline– en la continua redefinición y transformación de las reglas del juego y de los propios mercados. Por ello, él éxito de una empresa que aspire a ser líder de su sector depende en gran medida de su habilidad para establecer vínculos con su ecosistema (formado por líderes empresariales, gubernamentales, académicos, analistas, consultores, referentes sociales, etc.) para, de ese modo, liderar el debate público, conformar los temas a tratar e, incluso, liderar el cambio. Y ello, repito, tanto en el entorno tradicional (offline) como, cada vez más, en la Red. Obviamente, una tarea de tal complejidad y magnitud sólo puede gestionarse adecuadamente si se hace de forma estructurada y profesional. De todo ello es de lo que quiero hablar en 2 de los siguientes posts de este blog –no sé si consecutivos–, comenzando por centrar los conceptos para pasar posteriormente a indicar las pautas básicas [Seguir leyendo]

El ligre, el contenido de marca y otras criaturas híbridas

16 febrero 2014 // 0 Comentarios

En el branded content se entrelazan de manera sinérgica y sutil contenidos comerciales junto al contenido habitual del soporte, sea este una publicación escrita, una película, un programa de televisión, un videojuego o contenidos online (posts, videos…) asociados a la marca, de tal modo que se fortalecen los lazos emocionales con el público objetivo. El marketing de contenidos existe –con otras denominaciones– desde hace décadas, si no siglos. Remontándonos tan sólo a los comienzos del Siglo XX, vemos cómo la emisión de contenidos patrocinados y divulgados en formato informativo o de entretenimiento cobró un fuerte impulso a raíz de las dos primeras guerras mundiales. Por ejemplo, el presidente norteamericano Wilson creo en 1917 un Comité de Información Pública que, formado por periodistas, sociólogos y psicólogos, y dirigido por George Creel impulsó la propaganda estadounidense, utilizando para ello numerosas herramientas y formatos de comunicación, algunas de las cuales podemos considerar de branded content. La Guía Michelin, creada en 1900, es otro buen ejemplo de branded content y de cómo una marca puede crear un soporte que transmita sus valores y que sea atractivo para su público objetivo. Por no hablar del archiconocido caso de Popeye y la Cámara Norteamericana de Productores [Seguir leyendo]